1520

Rebelión azteca contra Cortés

Enfrentando una rebelión azteca contra su autoridad, el conquistador español Hernán Cortés lucha por su salida de Tenochtitlán, mientras que Moctezuma es herido mortalmente.

El reinado de Moctezuma II, (1502-1520), soberano del Imperio azteca de México, estuvo marcado por guerras constantes, y sus tendencias despóticas causaron gran inestabilidad y descontento. Sin embargo, consiguió el mayor auge de su reino, aumentó la recaudación de los tributos entre los señoríos vasallos y extendió el comercio y el intercambio de productos con los demás países de la región.

Cuando el conquistador español Hernán Cortés llegó a México en 1519, Moctezuma, dominado por una gran superstición, creyó que era el rey dios azteca Quetzalcóatl, por lo que Cortés fue obsequiado con ricos presentes de oro y plata. Más tarde, Cortés, temeroso de que los aztecas pudieran atacar a las tropas españolas, tomó a Moctezuma como rehén.

En junio de 1520 los aztecas, cada vez más inquietos bajo el control español en la Gran Tenochtitlan, se rebelaron reuniéndose en la plaza mayor, frente al palacio de Moctezuma. Cortés pidió a Moctezuma que reprimiera la rebelión, pero el dirigente azteca fue apedreado cuando salió a hablar a sus súbditos, muriendo poco después por los golpes recibidos.

Le sucedió su hermano Cuitláhuac, y 80 días después su sobrino Cuauhtémoc se hizo con el poder, como último soberano azteca. En 1521, Cortés regresó a Tenochtitlán, sede del Imperio Azteca, y después de un sitio de tres meses la ciudad cayó. Cuauhtemoc fue tomado prisionero y luego ejecutado. Su muerte marcó el fin del Imperio Azteca.

Sobre las ruinas de Tenochtitlán, los mexicanos construirían más adelante la ciudad de México.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD