1821

Firma y jura de la independencia de Costa Rica

La provincia de Costa Rica, en Centroamérica, proclama su independencia de España y se adhiere al Imperio mexicano sin derramamiento de sangre. El 15 de septiembre de 1821, la Capitanía General de Guatemala se independizó de España, que tuvo que aceptar extenuada por las guerras contra los franceses y la que sostenía en América del Sur. El 27 de septiembre, las noticias de independencia llegaron a la Capitanía de León, Nicaragua y allí la Diputación Provincial declaró la absoluta y total independencia de Guatemala, así como del gobierno español. Un mes después de lo acontecido en Guatemala, el 13 de octubre, se recibieron en Costa Rica los documentos que informaron de los acuerdos tomados, lo que causó confusión durante varias semanas, planteando el primer gran debate político en Costa Rica. Las reuniones prosiguieron por varios días, sin que se llegara a un acuerdo definitivo entre los que preferían seguir dependiendo de España, los que aceptaban formar parte de la Federación Centroamericana, y los que se inclinaban por anexarse a México, donde Agustín de Iturbide se había proclamado Emperador. Estos últimos tuvieron éxito momentáneo. El 29 de octubre de 1821, se celebró la reunión general de Ayuntamientos de la provincia, y se levantó el acta en que se proclamó la independencia absoluta del gobierno español. El primer gobierno provisional que se formó fue una Junta Superior Gubernativa Interina. A ellos se debe la primera Constitución de Costa Rica, llamada Pacto Social Fundamental Interino o Pacto de la Concordia.

1929

Cae la Bolsa de los Estados Unidos

La inestable economía mundial alcanza su punto de inflexión al canjear los inversores de Wall Street 16 millones de acciones en la Bolsa de Nueva York en un solo día. Miles de millones de dólares se perdieron, y el reloj de las acciones corrió con atraso debido al furioso nivel de las transacciones. Entre otras causas, la caída fue el resultado de un período de especulación salvaje, la proliferación de deudas, y un exceso de grandes préstamos bancarios que no pudieron ser liquidados. Como consecuencia del “Martes Negro”, el mundo industrializado se hundió en la Gran Depresión. Siguió una década de epidemia de desempleo, filas para alimentos, y demostraciones de revolución social.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD