1986

Explota el Challenger

A las 11:38 de la mañana, el transbordador espacial de los Estados Unidos Challenger despega de Cabo Cañaveral, Florida. A bordo estaba Christa McAuliffe, quien iba camino a convertirse en la primer mujer civil de EEUU que viajara al espacio en una misión no científica. McAuliffe, una maestra de secundaria de New Hampshire de 37 años, ganó una competencia con la que obtuvo un lugar entre los siete tripulantes del Challenger. Experimentó meses de entrenamiento para el transbordador, y luego, comenzando el 23 de enero, debió esperar seis largos días ya que la cuenta regresiva del lanzamiento del Challenger fue postergada en varias oportunidades debido al clima y a problemas técnicos. Finalmente, el 28 de enero, el transbordador despegó. Setenta y tres segundos después, cientos de espectadores en tierra – incluyendo a la familia de Christa – miraron incrédulos cómo el transbordador explotaba en un penacho bifurcado de humo y fuego. Millones de personas más observaron la angustiante tragedia transmitida por la televisión en vivo. No hubo sobrevivientes. Una comisión presidencial designada para investigar el accidente determinó que la explosión fue causada por una falla en un “anillo O” sellado en uno de los dos cohetes de combustible sólido. El “anillo O” elástico no respondió como se esperaba debido a las frías temperaturas del momento del lanzamiento, que inició una cadena de eventos que llevaron a la explosión masiva. Como resultado de la tragedia, la NASA no envió astronautas al espacio por más de dos años así como rediseñó una serie de dispositivos del transbordador espacial.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD