1541

Es asesinado en el Cuzco, el conquistador español del imperio inca Francisco Pizarro

Francisco Pizarro nació en Trujillo de Extremadura, España, en 1478.

Participó en 1513 en la expedición dirigida por Vasco Nuñez de Balboa que culminó en el descubrimiento del Océano Pacífico. Después de los dos primeros viajes del descubrimiento, regresó a España donde consiguió los títulos y el apoyo necesario para la Conquista, y una capitulación firmada por el Emperador Carlos V en la que se le concedía la autoridad de Gobernador.

En el tercer viaje de la Conquista, Pizarro se dirigió a Cajamarca y después de apresar y ejecutar al Inca Atahualpa marchó al Cuzco, capital del imperio, ocupándolo en 1533. Durante el resto de su vida consolidó el dominio español en el Perú.

Mientras tanto, la antigua amistad de Pizarro con Diego de Almagro, su socio desde 1524, empezó a quebrarse. Al formar su sociedad conquistadora se habían comprometido a repartir equitativamente las ganancias y los premios que el Rey les otorgara. Sin embargo, desde la firma de la Capitulación de Toledo ello no venía ocurriendo. Almagro decidió, entonces, obtener su propia gobernación y logró, en 1534, que el monarca autorizara la conquista de la Nueva Toledo y emprendió su viaje a Chile. Esta empresa fue un fracaso, y Almagro decidió volver al Cuzco, y se apoderó de la ciudad que antes de partir disputaba con Pizarro. En 1538 Almagro fue derrotado en la Batalla de Las Salinas, siendo luego ajusticiado.

Tras la Batalla de las Salinas, el poder de Pizarro se asentó firmemente. Sin embargo, los amigos de Almagro se agruparon en torno a su hijo Diego de Almagro “El Mozo”. El domingo 26 de junio de 1541 los almagristas, o "los de Chile", encabezados por Juan de Rada se presentaron en la Plaza de Armas de Lima, e ingresaron en su casa, ultimando con armas blancas a cuantos se cruzaban en su camino. Pizarro se enfrentó armado a sus victimarios. Recibió una estocada, pero continuó luchando hasta que fue alcanzado en la garganta y luego golpeado con un objeto contundente en la cabeza, ocasionándole la muerte.

Actualmente sus restos se encuentran en la Catedral de Lima.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD