1854

Carga de la Brigada Ligera

En un evento descrito alternativamente como el episodio más heroico o más desastroso en la historia militar británica, Lord James Cardigan conduce una carga de la caballería de la Brigada Ligera contra la bien defendida artillería rusa durante la guerra de Crimea. Los británicos iban ganando la Batalla de Balaclava cuando Cardigan recibió la orden de atacar a los rusos. Su caballería avanzó valientemente sobre el valle y fueron diezmados por la pesada artillería rusa, padeciendo el 40 por ciento de bajas. Posteriormente se reveló que la orden fue el resultado de la confusión reinante y que no fue dada intencionalmente. Lord Cardigan, quien sobrevivió a la batalla, fue aclamado como héroe nacional en Gran Bretaña.

1984

Inauguración de la central hidroeléctrica de Itaipú

Los presidentes de Brasil y Paraguay, Joao Baptista Figueiredo y Alfredo Stroessner, respectivamente, inauguran en la frontera entre ambos países la central hidroeléctrica de Itaipú, entonces la más grande del mundo. La Central de Itaipú es considerada una de las siete maravillas del mundo moderno, según una encuesta realizada por la Asociación Americana de Ingenieros Civiles (ASCE) entre profesionales de diversos países publicada en 1995 por la revista “Popular Mechanics”. Acompañan a Itaipú, el puente Golden Gate de San Francisco; el Canal de Panamá; el Eurotúnel que une a Inglaterra y a Francia bajo el Canal de la Mancha; el Control de las Aguas del Mar del Norte en Holanda, el edificio Empire State en Nueva York y la Torre de la Canadian National.

Itaipú, en lengua guaraní, significa “piedra que canta”. Según cuentan los pobladores y las leyendas de la región, una roca con esas peculiaridades marcó el sitio para la construcción de la usina, ubicada en la cuenca del río Paraná, a unos pocos kilómetros del Puente internacional que une a Ciudad del Este, en Paraguay, con Foz de Yguazú, en Brasil. La Central de Itaipú es el resultado de intensas negociaciones entre Brasil y Paraguay que iniciadas a mediados de la década de los 60, adquirieron forma legal con el Tratado de Itaipú firmado el 26 de abril de 1973, mediante el cual ambos países unieron esfuerzos para aprovechar en condominio el enorme potencial energético de las aguas fronterizas del Paraná, uno de los siete ríos más grandes del planeta. Actualmente con 18 unidades, la Central produce anualmente más de 93,000 millones de kilovatios hora, muy por encima de cualquiera otra del mundo y 20% arriba de las previsiones del propio proyecto. Sin embargo, la necesidad tecnológica no fue pretexto para agredir a la naturaleza, por lo que se estableció desde sus inicios una relación estricta de respeto por el medio ambiente. Expertos ambientalistas contratados por la Binacional recorrieron toda el área del reservorio, salvando centenares de especies animales y se crearon refugios biológicos para impulsar la repoblación de los bosques con fauna de la región.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD