79 D.C.

El Vesuvio entra en erupción

El monte Vesuvio entra en erupción cerca de Pompeya en el sur de Italia. Aunque aproximadamente la mitad de los pobladores de Pompeya escaparon hacia el mar, más de 2.000 personas fueron sepultadas bajo siete pies de lava, cenizas y piedra pómez. Unos 1.700 años después, la excavación de Pompeya presentó un cuadro de la vida diaria de una civilización antigua, asombrosamente preservada en una muerte repentina. La excavación, que comenzó en 1748, continúa actualmente. El monte Vesuvio es el único volcán activo en el continente europeo.

1833

Nace Luis Piedrabuena, explorador de la Patagonia

El 24 de agosto de 1833 nace el Comandante Luis Piedrabuena, en Carmen de Patagones, al sur de la provincia de Buenos Aires. Desde su infancia el mar ejerció un gran influjo sobre él, a tal punto que siendo niño se enlistó como grumete. En 1847, cumpliendo el itinerario de un viaje, arribó a las islas Malvinas y luego continuó la travesía hasta el Cabo de Hornos, llegando hasta las puertas del continente antártico. En los mares del sur trabajó comerciando y trasportando mercadería y cazando lobos marinos. En 1859 instaló una factoría en la isla Pavón, y habilitó un puesto de apoyo en puerto Cook, en la isla de los Estados, frente a Tierra del Fuego. Entabló amistad con numerosos pueblos indígenas, a los que frecuentemente les regalaba banderas y cintas argentinas, además de proveerles medicamentos y acercarles provisiones en épocas de hambruna. Su presencia constituyó uno de los más poderosos argumentos esgrimidos por Argentina en la definición del trazado de la frontera con Chile. En 1863 escribió sobre un peñasco del Cabo de Hornos: “Aquí termina el dominio de la República Argentina. En la isla de los Estados se socorre a los náufragos. Cap. Piedrabuena”. Cinco años más tarde (1868), el gobierno otorgó las primeras concesiones de tierra en el sur, entregando en propiedad a Piedrabuena la isla Pavón y la isla de los Estados. Incansable defensor de los derechos argentinos en la Patagonia austral y marino extraordinario, en 1864 fue nombrado Capitán Honorario de la Armada Argentina, y fue recibido por los presidentes Mitre, Sarmiento y Avellaneda de quienes recibió el más fuerte apoyo moral. En sus múltiples derroteros rescató más de 200 náufragos, recibiendo distinciones de la reina de Inglaterra, del emperador de Prusia, del káiser de Alemania y del presidente de los Estados Unidos. La Sociedad Científica Argentina le otorgó la medalla de oro en reconocimiento por sus exploraciones precursoras y relevamientos geográficos.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD