1922

Inyección de insulina ayuda a paciente diabético

En Toronto, Canadá, Leonard Thompson se convierte en la primera persona que recibe insulina como tratamiento para la diabetes. La diabetes había sido reconocida como una condición médica distinta por más de 3.000 años, pero su causa exacta fue un misterio hasta la década de 1920. A principios del siglo XX, la única manera de tratar la fatal enfermedad era a través de una dieta baja en carbohidratos y azúcar y alta en grasas y proteínas. En vez de morir poco después del diagnóstico, esta dieta permitía a los diabéticos vivir por aproximadamente un año. El avance llegó a la Universidad de Toronto en el verano de 1921, cuando los canadienses Frederick Banting y Charles Best extrajeron con éxito la insulina, proteína secretada por el páncreas de animales de prueba, produciendo síntomas diabéticos, y luego comenzaron un programa de inyecciones de insulina que volvió al animal a la normalidad. Este experimento confirmó su teoría que la diabetes era causada por falta de insulina, que metaboliza el azúcar. Con la ayuda de otros científicos, Banting y Best extrajeron insulina de los páncreas del ganado vacuno de mataderos y comenzaron a tratar a Leonard Thompson. El adolescente mejoró espectacularmente. Antes del 1923, la insulina estaba disponible ampliamente, salvando incontables vidas en todo el mundo.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD