1867

Es ejecutado en Querétaro, México, el emperador Maximiliano

El príncipe austriaco Maximiliano de Habsburgo, que fue llevado al trono de México por Napoleón III, emperador de la Restauración francesa, muere fusilado en el cerro de las Campanas.

Los conservadores mexicanos habían conseguido que el emperador de Francia, que quería formar un gran imperio y frenar el crecimiento de los Estados Unidos de América, se interesara en imponer como gobernante de México a un príncipe europeo. El archiduque Fernando Maximiliano de Habsburgo, hermano de Francisco José, Emperador de Austria-Hungría, aceptó la corona y llegó a México en 1864, con su esposa, la princesa belga Carlota Amalia. Su gobierno duraría tres años.

Durante la época de la Intervención Francesa en México (1862-1965) y del llamado Imperio de Maximiliano (1865-1867), la mayoría de los mexicanos defendieron la soberanía nacional, y el gobierno electo de Juárez de acuerdo con las leyes mexicanas. Juárez, desde donde se encontrara, iba dirigiendo los movimientos de los ejércitos nacionales, que mantuvieron una resistencia heroica y tenaz.

Presionado por los Estados Unidos de América, Napoleón III retiró de México sus tropas gracias a las cuales Maximiliano se había sostenido; para los liberales fue entonces más fácil derrotar a los invasores y sitiaron a Maximiliano en Querétaro. El emperador se rindió y en junio de 1867 fue fusilado junto con sus generales mexicanos, Tomás Mejía y Miguel Miramón.

Su fusilamiento fue interpretado en la obra del pintor francés Manet, como una crítica al sistema imperialista francés. En la pintura, Maximiliano aparece usando un sombrero mexicano, fusilado por un escuadrón de soldados que no visten el uniforme mexicano sino el francés, para culpar al emperador Napoleón III del suceso.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD