1879

Captura de la cañonera Peruana "Pilcomayo"

La tripulación del barco chileno "Blanco Encalada" captura al barco peruano "Pilcomayo". En 1879, Chile invadió territorio boliviano y desató la llamada guerra del Pacífico, que enfrentó a los invasores con Bolivia y el Perú. El 17 de noviembre de 1879, el presidente peruano Prado ordenó que la cañonera “Pilcomayo”, conjuntamente con la “Unión” y el transporte “Chalaco”, se dirigieran desde Arica hacia el Callao con objeto de evitar que fueran destruidas o que cayeran en manos de los chilenos. El contralmirante chileno Galvarino Riveros Cárdenas estuvo al tanto de la maniobra y ordenó capturar a las naves peruanas. El 18 de noviembre, los tres barcos se encontraron con la escuadra chilena. La “Pilcomayo” se trabó en duelo de artillería con el blindado “Blanco Encalada” mientras que la ”Unión” y el “Chalaco” lograron evadirse. En una acción de abordaje, la cañonera peruana fue ocupada por los tripulantes del blindado, lo que terminó de mermar la escasa potencialidad de la diezmada marina de guerra peruana. Después del conflicto se le destinó a trabajos hidrográficos de la marina chilena, y también se le utilizó como buque escuela para guardiamarinas. Construida en 1864, su nombre debería haber sido "Putumayo", pero se dice que por una equivocación del pintor británico responsable de grabar el nombre en la proa se le puso "Pilcomayo".

1978

Suicidio colectivo en Jonestown

El líder de culto Jim Jones y centenares de seguidores del “Templo del Pueblo” cometen suicidio masivo en Guyana. Jones, un pastor americano, condujo a sus seguidores a América del sur en 1977 y estableció una comunidad agrícola llamada Jonestown en el lejano noroeste de Guyana. El 14 de noviembre de 1978, el congresista americano Leo Ryan llegó a Jonestown con un grupo de periodistas para investigar la comuna. Cuatro días después, Jones – quién algunos miembros del Templo creían que era Dios – ordenó que Ryan y sus compañeros fueran emboscados y asesinados en la pista de aterrizaje si intentaban irse. El congresista y otras cuatro personas murieron. Más adelante esa misma tarde, Jones condujo a sus seguidores a un suicidio colectivo. Centenares de personas bebieron un brebaje de cianuro con sabor a frutas en un claro en Jonestown. Aquellos que intentaron escaparse fueron perseguidos por lugartenientes de Jones y asesinados a tiros. El saldo final fueron 913 muertos, incluyendo 276 niños. Jones murió de una herida de bala en la cabeza, posiblemente disparada a sí mismo.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD