1888

La ciudad mexicana de León es destruida por la inundación

La ciudad de León, considerada en esa época la segunda ciudad de la República de México, dado su alto índice demográfico, sufre una nueva inundación. La acontecida en 1865 había destruido alrededor de 800 casas afectando a numerosos habitantes de una población en aquel entonces de poco más de 100.000 habitantes.

En 1888, luego de dos días de torrenciales aguaceros, se inundan las poblaciones de León, Silao, Irapuato y Celaya. En León el agua subió hasta metro y medio con lamentables y cuantiosas pérdidas humanas y materiales. La inundación del 18 de junio arrasó 117 manzanas con 2.232 casas donde numerosas víctimas quedaron sepultadas en los escombros. Con más de 5.000 familias en la miseria, la emigración de miles de habitantes y la destrucción de la ciudad, León volvió a levantarse gracias al vigoroso espíritu de trabajo que desde siempre ha caracterizado a sus habitantes.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD