1821

Muere el caudillo argentino Martín Miguel de Güemes

Martín Miguel de Güemes nació en Salta el 7 de febrero de 1785. Su padre era un español rico y culto y su madre, jujeña. Se cuenta que en los bailes de gala, solía bailar el primer minué con ella. De uno de estos bailes surgió el distintivo de sus "gauchos infernales": una pluma de avestruz que usaba como adorno en la cabeza doña Magdalena Goyechea de Güemes.

Durante las invasiones inglesas al Río de la Plata se alistó en las tropas que actuaron en la defensa y reconquista de Buenos Aires, y desde entonces fue un ardoroso defensor de la emancipación americana.

Combatió en la batalla de Suipacha, que fue el primer triunfo sobre las tropas realistas. Después de las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma defendió valientemente la frontera, rechazando con sus guerrillas gauchas nueve intentos de invasión enemiga.

En 1815 fue designado gobernador de Salta y luego fue elegido para el mismo cargo en Jujuy. Para defender la independencia apeló a las milicias gauchas poniendo en pie de guerra a Salta y Jujuy. En 1818 el ejército de Güemes tenía 6.610 hombres: El 85 por ciento eran milicias gauchas y sólo el 15 por ciento tropas de línea.

Como el Gobierno no le mandaba recursos para enfrentar al enemigo, Güemes recurrió a las contribuciones obligatorias en Salta y Jujuy, haciéndose cargo los "pudientes" de los gastos de guerra, víveres, armamentos, caballos y vestimentas de los combatientes.

En 1821 enfrentó una invasión a su provincia por parte de tropas tucumanas y, derrotado, fue depuesto por el Cabildo de Salta. En su provincia desbarató la rebelión, pero, aprovechando el caos, los realistas introdujeron tropas en la ciudad que lo sorprendieron e hirieron gravemente de un disparo el 7 de junio de 1821. Güemes, acompañado por su hermana y fiel colaboradora “Macacha”, igualmente logró llegar a donde estaban sus hombres. Pero diez días más tarde, el caudillo del noroeste argentino, falleció desangrado en la Quebrada de la Horqueta.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD