1942

Singapur cae frente a Japón

En una de las derrotas más grandes de la historia militar británica, la fortaleza de Singapur, supuestamente inexpugnable para Gran Bretaña, se entrega a las fuerzas japonesas durante la segunda guerra mundial. Singapur, ubicada en las afueras de la península de Malasia, era considerada invulnerable a los ataques por su gran armamento defensivo. Sin embargo, las armas, que usaban proyectiles perforantes que tenían la trayectoria plana necesaria para diezmar una flota enemiga, no estaban diseñadas para defender contra un ataque terrestre en el extremo norte de la isla que no estaba fortificado. Después de arrollar la península malaya, los japoneses se infiltraron en Singapur desde el norte y avanzaron hacia la ciudad de Singapur, capturando posiciones aliadas estratégicas y distribuyendo en pequeños grupos a la defensa conducida por los británicos. Con las provisiones prácticamente agotadas, los británicos se vieron forzados a renunciar al control de una importante salida al mar conectando India y China. Varios miles de los 130.000 soldados aliados capturados murieron poco después en el cautiverio japonés.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD