1939

Botadura del Bismarck

En esta fecha, la armada alemana bota en Hamburgo al acorazado Bismarck de 823 pies. Adolf Hitler esperaba que el Bismarck, de última generación, anunciara el renacimiento de la flota de guerra de superficie alemana. Sin embargo, después de iniciada la guerra Gran Bretaña custodió las rutas oceánicas desde Alemania hasta el Océano Atlántico, y sólo los submarinos se movieron libremente a través de la zona de guerra. En mayo de 1941, se ordeno al Bismarck avanzar hacia el Atlántico. Una vez a salvo en las aguas abiertas del océano, el acorazado sería casi imposible de localizar; mientras tanto haría estragos con los transportes aliados a Gran Bretaña. Aprendiendo de sus movimientos, Gran Bretaña envió a casi toda la flota local británica a perseguirlo. El 24 de mayo el crucero de guerra británico Hood y el acorazado Príncipe de Gales lo interceptaron cerca de Islandia. En una batalla feroz, el Hood explotó y se hundió, y sólo tres de los 1421 tripulantes murieron. El Bismarck escapó, pero debido a una pérdida de combustible huyó hacia Francia ocupada. El 26 de mayo fue avistado e inutilizado por aviones británicos, y el 27 de mayo, tres buques de guerra británicos invadieron al Bismarck y acabaron con él. El número de muertos alemanes superó los 2000.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD