1907

Se descubre petróleo en la Patagonia

En forma casual, al perforarse en busca de agua potable, se descubre petróleo en la localidad de Comodoro Rivadavia (Chubut), sobre la costa del Golfo San Jorge al sur de Argentina. Comodoro Rivadavia fue fundada en 1901 por Francisco Pietrobelli, como respuesta a la necesidad de los productores agropecuarios de la zona de contar con un puerto que los conectara con los mercados. El lugar de su emplazamiento distaba 160 kilómetros del espejo de agua dulce más cercano: el lago Muster. Los manantiales naturales abastecían a Comodoro, pero eran insuficientes para calmar la sed de la población. El 13 de diciembre de 1907 y de modo accidental, cuando se buscaba agua potable para la población, la perforadora que dirigía el ingeniero Fuchs, llegó a los 540 metros, y advirtió una corriente ascendente de petróleo que salía casi refinado. 24 horas después del sensacional descubrimiento, el Estado se convirtió en minero mediante la toma de posesión de la fabulosa riqueza que se había descubierto, protegiéndola mediante un decreto prohibiendo la denuncia de pertenencias mineras y la concesión de permisos de cateo en el puerto de Comodoro Rivadavia. Se evitaba así la posible aparición de aventureros y la eventual explotación del suelo en beneficio de particulares. Este hecho produjo un vuelco en la historia de la ciudad, que llegó a convertirla en la más poblada de la Patagonia Austral. Protagonista activa de este desarrollo fue, desde 1922, la empresa Yacimientos Petrolíferos Fiscales, que mejoró la realidad social a través de la creación de fuentes de trabajo y la construcción de viviendas y centros sanitarios.

1937

La violación de Nanking

Durante la guerra Sino-Japonesa, Nanking, la capital de China, cae frente a las fuerzas japonesas y el gobierno chino huye a Hankow, hacia el interior a lo largo del río de Yangtze. Para quebrar el espíritu de la resistencia china, el general japonés Matsui Iwane ordenó la destrucción de la ciudad de Nanking. Gran parte de la ciudad fue incendiada, y las tropas japonesas lanzaron una campaña de atrocidades contra los civiles. En lo que se conoció como la "violación de Nanking”, los japoneses mataron un número estimado de 150.000 hombres "prisioneros de guerra”, masacraron a 50.000 hombres civiles más, y violaron por lo menos a 20.000 mujeres y niñas de todas las edades, muchas de las cuales fueron mutiladas o murieron en el proceso. Poco después del final de la segunda guerra mundial, Matsui fue declarado culpable de crímenes de guerra por el tribunal militar internacional para el lejano este y ejecutado.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD