1868

Un sismo de magnitud devasta el norte de Chile

El 13 de Agosto de 1868, alrededor de las cinco de la tarde, un terremoto que fue sentido entre Guayaquil y Valparaíso asola el norte de Chile, originando a continuación un Tsunami que afecta a toda la costa sudamericana del Pacífico y gran parte de Oceanía. Arica, entonces territorio peruano, fue la ciudad que recibió el mayor impacto: trescientos muertos y cuantiosos daños materiales ocasionados primero por el terremoto y luego por una serie de incendios que ocasionó el temblor. Pero fue el tsunami que siguió al terremoto el que ocasionó el daño mayor, al provocar olas de 18 metros de altura, esparciendo cadáveres a lo largo de la costa, barcos estrellados contra las rocas y gran cantidad de escombros. El fenómeno se manifestó primero con una gran vaciante que al quedar en seco, provocó que los barcos con fondo anguloso volcaran, mientras que el buque de guerra norteamericano Wateree pudo apoyarse en su fono plano. Al llegar la gigantesca ola, el Wateree, junto a otras naves como el Fredonia, el América, el Chañarcillo y el Regalón, fueron llevadas hacia el interior sufriendo tristes consecuencias. El tsunami se propagó al sur y en Talcahuano las olas alcanzaron más de 5 m, quedando la isla Rocuant completamente sumergida. A los dos días el tsunami llegó a las costas de Australia y Nueva Zelanda.

1961

Levantan el muro de Berlín

Autoridades comunistas cerraron todas las rutas entre Berlín oriental y occidental, levantando una barrera de alambre de púas y bloques de cenizas. La división de la Alemania de post-guerra en cuatro zonas de ocupación, dejó a Berlín dentro de la zona soviética, e internamente dividida en Berlín oriental y occidental. Para los alemanes del este infelices con la vida bajo el régimen comunista, Berlín occidental se convirtió en la salida hacia la democracia de Occidente. Para agosto de 1961, aproximadamente 2.000 refugiados alemanes del este escapaban hacia occidente cada día, conduciendo a las autoridades comunistas a bloquear el acceso a Berlín occidental. Un alto muro de concreto remplazó al alambre de púas y los bloques de cenizas, y se les ordenó a los guardias fronterizos de Alemania del este disparar a cualquier persona que cruzara el muro. Por los siguientes 28 años, el muro de Berlín se alzó como el símbolo más tangible de la guerra fría – una “cortina de hierro” dividiendo Europa. Berlín permaneció dividida hasta 1989, cuando Alemania Oriental abrió sus fronteras y el muro de Berlín fue derribado.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD