1838

Conflicto con Francia en el Río de la Plata

En esta fecha una escuadra francesa conquista la isla de Martín García, la “llave del Plata”. En 1837, a raíz de problemas con ciudadanos franceses, se produjeron discrepancias entre el gobierno de Rosas y el vicecónsul francés en Buenos Aires. Dicho funcionario fue expulsado del país. Aprovechando que la flota francesa estaba en Montevideo solicitó su apoyo, logrando que llevaran a cabo el bloqueo de Buenos Aires el 28 de marzo de 1838. El 11 de octubre del mismo año la escuadra francesa, junto a fuerzas uruguayas, se apoderan de la isla Martín García. La guarnición argentina, muy inferior en número a la de los invasores, al mando del coronel Jerónimo Costa y el Capitán Juan Bautista Thorne luchan con gran valentía, pero pierden la desigual batalla. En reconocimiento del valor demostrado en la defensa de la isla el almirante francés Daguenet envía a los sobrevivientes a Buenos Aires e informa, por medio de una carta, al Gobernador Juan Manuel de Rosas del heroísmo demostrado por los soldados argentinos.

El 29 de octubre de 1840, al firmarse el Tratado Mackau-Arana, se levantó el bloqueo de Buenos Aires, finalizando el conflicto con Francia. Se reconocía allí la independencia del Estado Oriental, se devolvía la isla Martín García, pero Francia sería indemnizada por los perjuicios causados a sus súbditos.

1962

El Papa inaugura el Concilio Vaticano II

El Papa Juan XXIII convoca al primer concilio ecuménico en 92 años. El Papa Juan XXIII alcanzó el papado por sus orígenes simples y campechanos y su tolerancia e indiferencia por el protocolo le ganaron la reputación de ser el “Papa comprensivo”. Al convocar a un concilio ecuménico – una reunión general de obispos de la Iglesia – esperó traer un renacimiento espiritual al catolicismo y mayor unidad con otras ramas del cristianismo. Cuando inauguró el Concilio Vaticano II en otoño de 1962, invitó a ortodoxos orientales, anglicanos y observadores protestantes para que asistieran a los actos. El Papa Juan XXIII murió al año siguiente, pero el Concilio continuó bajo su sucesor, Paulo VI, hasta 1965.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD