1545

Francisco de Orellana parte hacia el Amazonas

El 11 de mayo de 1545 el español Francisco de Orellana parte en su segunda expedición al Amazonas, con cuatro embarcaciones y 400 hombres, con el objetivo de recorrer el camino inverso al que realizara años antes por el río Amazonas.

La primera exploración del Amazonas la había realizado en 1542, luego de separarse, con un grupo de 50 hombres, de una expedición dirigida por Gonzalo Pizarro, recorriendo desde el río Coca al Napo, para llegar al río Negro que los llevó rápidamente al Madeira ya en el Amazonas. Mientras exploraban el Amazonas desde uno de sus afluentes hasta el océano Atlántico, Orellana y sus hombres fueron atacados a flechazos por un grupo de mujeres guerreras de piel clara y cabellos largos, salvándose por milagro. Orellana creyó que descendían de las legendarias amazonas griegas y dio su nombre al río que recorría.

Luego de un fantástico viaje que duró siete meses a través de 4000 kilómetros, el 24 de agosto alcanzaron la desembocadura del Amazonas y se internaron en el Atlántico, dirigiéndose al golfo de Paria y a Nueva Cádiz (Venezuela). Desde allí Orellana partió para España para conseguir la gobernación de las tierras descubiertas, denominadas Nueva Andalucía. Permaneció en España durante los años 1543 y 1544, período en el cual se casó con doña Ana de Ayala y le fue otorgado el título de adelantado, gobernador y capitán general de las tierras descubiertas.

En mayo de 1545 Orellana partió de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), junto con su esposa, al frente de una nueva expedición financiada por él mismo, con el objetivo de remontar el Amazonas desde su desembocadura hasta Quito. Pero Orellana no pudo cumplir su deseo. Dos embarcaciones se perdieron a causa de las tormentas, y los miembros de la expedición murieron a causa de una epidemia de fiebre. Francisco de Orellana llegó a la desembocadura del Amazonas el 2 de diciembre de 1546, pero también enfermó falleciendo junto a su mujer.

1813

Día del Himno Nacional Argentino

Para mayo de 1813, las Provincias Unidas del Río de la Plata ya contaban con su bandera y su escudo. Pero todavía les faltaba una canción nacional. Por esa razón, la Asamblea General Constituyente del Año XIII le encargó al diputado Vicente López y Planes (1785-1856) la letra para la canción patria, que aprobó oficialmente el 11 de mayo. El compositor catalán Blas Parera (1777-1820), organista de la Catedral de Buenos Aires y primer músico del Coliseo de Buenos Aires, compuso la música de la marcha patriótica. La letra completa del Himno –del cual sólo cantamos la primera y la última estrofa y el estribillo- fue impresa por primera vez en la Imprenta de los Niños Expósitos de Buenos Aires, días después de su aprobación. La primera casa particular donde se cantó, fue la de doña Maríquita Sánchez de Thompson, distinguida daña de la sociedad porteña.

Como nunca se encontró la partitura original de Blas Parera, en 1860, el músico argentino Juan Pedro Esnaola hizo algunos arreglos en la composición, para darle una melodía más solemne y no tan marcial. Esta versión fue editada y aprobada como la oficial.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD