1546

Fundan la ciudad de Zacatecas

El 8 de septiembre de 1546, un grupo de excombatientes de la guerra del Mixtón y de mineros de Guadalajara comienzan a explotar los yacimientos de plata y fundan Zacatecas. Al terminar una fase de la conquista de la Nueva Galicia, en 1541, y quedar dispersos por ese reino, muchos soldados se dieron a la tarea de encontrar minas de plata. Entre ellos, Juan de Tolosa intuyó la existencia de los yacimientos de Zacatecas, debido a una piedra rica en plata que le proporcionó un indígena. Guiado por el aborigen, Tolosa llegó hasta el pie del Cerro de la Bufa, el 8 de septiembre de 1546, donde encontró la primera mina llamada “la Descubridora de Montserrat”. A partir del descubrimiento de las minas de Zacatecas, comenzó el poblamiento hispano de ese lugar, primero de forma improvisada, con la intención de iniciar la búsqueda de vetas importantes de plata. Este asentamiento, por la importancia de su población y la riqueza mineral del subsuelo, tuvo gran influencia en la expansión española hacia el norte del virreinato y produjo grandes ingresos a la corona española, convirtiéndose, hacia 1549, en una de las poblaciones más importantes de la Nueva España después de la ciudad de México. Tres años después de la fundación de Zacatecas operaban 34 compañías o sociedades, y solamente el capitán Cristóbal de Oñate tenía 13 molinos de mineral y de primera fundición, más de cien esclavos y una iglesia para sus trabajadores. En 1585, Felipe II le otorgó a la ciudad “con rostro de cantera y corazón de plata”, el título de “Ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas”, y tres años después, la ennobleció y le concedió Escudo de Armas.

1941

Comienza el sitio de Leningrado

El sitio de Leningrado de la Alemania nazi comienza con el encierro de la ciudad soviética el 8 de septiembre de 1941. Duró poco menos que 900 días. Al acabarse la comida y el combustible, algunos ciudadanos se vieron obligados a sobrevivir a pan hecho con aserrín, mientras que otros trabajaron durante el invierno en fábricas militares improvisadas sin calefacción. Aunque algunos murieron de hambre, por los bombardeos, y por el frío penetrante, la determinada resistencia de los ciudadanos mantuvo a las tropas alemanas en la bahía y ayudó a cambiar la marcha de la Segunda Guerra Mundial. En enero de 1944, una ofensiva soviética empujó a los alemanes de las afueras de la ciudad y el sitio fue levantado. Unos 650.000 residentes de Leningrado murieron. El gobierno soviético otorgó la Orden de Lenin a la gente de Leningrado en 1945, como tributo a su resistencia durante el penoso sitio.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD