1947

Llega a Madrid Evita Perón invitada por el Gobierno Español

Eva Duarte de Perón, la primera dama argentina, llegó a España el 8 de junio de 1947, invitada oficialmente por el Gobierno Español como agradecimiento a Argentina por las buenas relaciones bilaterales y el envío de ayuda humanitaria a España, justo en el momento en que el régimen franquista estaba aislado a nivel internacional.

Francisco Franco, su esposa, el gobierno en pleno y una nutrida concentración popular la recibieron en el aeropuerto de Barajas. Al día siguiente, en la recepción oficial, Franco le impuso la Gran Cruz de Isabel la Católica. En esa ceremonia, una multitud se concentró en las inmediaciones, a cuyo efecto habían cerrado los comercios antes del mediodía. Por la noche se realizó en su honor una comida de gala en la que actuaron Lola Flores, Carmen Sevilla, Manolo Caracol y Juanita Reina.

El gobierno de Franco le obsequió a Eva Perón una colección de 53 trajes regionales confeccionados especialmente a su medida. Al recibirlos, Evita expresó: "Estos trajes fueron obsequiados por el pueblo español a la mujer que, en este momento, representa al pueblo argentino. En esa convicción acepté tan magnífico homenaje y deseo que del mismo participen todos mis conciudadanos".

A su paso por Italia fue recibida por el Papa Pío XII, quien le obsequió el rosario de oro que llevara entre sus manos a la hora de la muerte. Pero en Italia no todos fueron agasajados: el partido comunista demostró su repudio ante la visita al grito de ¡Abajo el fascismo! La protesta se repitió en otras instancias del periplo, aunque con menor intensidad.

En Francia alternó visitas y descansó. Con profunda emoción recorrió Notre Dame, acompañada por el Nuncio apostólico Monseñor Roncalli, futuro Papa Juan XXIII. Las puertas del Palacio de Versalles, cerrado desde la guerra, se abrieron para ellos. Tampoco en París estuvieron ausentes las visitas a los centros de asistencia social. Hallándose en la costa Azul, una explosión asoló el puerto de Brest, por lo que Evita realizó una importante donación para los damnificados.

En ese viaje a Europa y con tan solo 27 años, Evita alcanzó la cumbre de su carrera política.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD