1878

Nace el legendario revolucionario mexicano Pancho Villa

Pancho Villa, líder revolucionario mexicano, bandolero y fugitivo de la Justicia, nación en Río Grande, Durango, y pronto se convirtió en un mito de la historia mexicana.

En 1894, él y sus hermanos llegaron a trabajar como medieros en la hacienda de la familia López Negrete, donde uno de los dueños abusó de su hermana Martina; Villa hirió a su patrón, por lo que tuvo que esconderse, cambiando su nombre original de Doroteo Arango por el de Pancho Villa. Este era el nombre de un querido compañero suyo, y cuando los guardias rurales lo mataron, Doroteo Arango tomó su nombre.

Villa vivió varios años como ladrón de ganado, trabajó en el ferrocarril, en las minas y como peón, y estuvo brevemente preso en Durango. Su nombre entró en la leyenda popular y se hizo tan famoso que todos los robos de trenes, asaltos y ejecuciones en el norte de México eran atribuidos a Villa. Su popularidad creció entre los campesinos sin tierra, los peones, los arrieros y los ladrones. Muchas canciones y corridos y leyendas populares hablan de las hazañas de “El amigo de los pobres”, que repartía entre los suyos lo que obtenía en los saqueos y se hacía cargo de la gente desalojada de sus poblados por las tropas federales.Cuando Francisco Madero entró en campaña en 1910, puso su persona, sus hombres, sus conocimientos y toda su fortuna a las órdenes de la revolución, donde se distinguió por su valor y sus extraordinarias dotes de guerrillero. El general Huerta fue quien envió a Villa a una corte marcial acusándolo de insubordinación, y lo condenó a ser fusilado. Madero lo encarceló pero miró hacia otro lado cuando el líder revolucionario se fugó y se fue a vivir a El Paso, Texas.

A la muerte de Madero, junto con Carranza y Zapata se opuso a la dictadura de Huerta, y como jefe de la famosa División del Norte, obtuvo algunas de las principales victorias de la revolución. Sin embargo, al igual que Zapata, nunca aspiró a encabezar el gobierno, declarando: "Soy un guerrero, no un hombre de Estado”.

A lo largo de su participación en la lucha revolucionaria, Villa fue construyendo un proyecto que se sustentaba en sus ideas y acciones: "... Cuando México sea una nueva República, el ejército será disuelto, pues ya no lo necesitaremos. Daremos trabajo a los soldados y estableceremos en todo el país colonias agrícolas con los veteranos de la revolución. El Estado les dará tierras y creará muchas empresas industriales para que tengan dónde trabajar..."

A partir de 1920 se retiró de la vida militar y se dedicó a la agricultura en su hacienda en Durango.

Fue asesinado mientras viajaba a Parral, en Chihuahua, el 20 de julio de 1923, en una emboscada al cruzar el puente Guanajuato. Fue asesinado por un mercenario de Adolfo de la Huerta, el nuevo Presidente de México. Su tumba fue profanada en 1926, y robado su cráneo, que no ha vuelto a aparecer.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD