1838

Guerra de los Pasteles

Desembarcan tropas francesas en el puerto de Veracruz (México), dando inicio al conflicto armado conocido como la "Guerra de los Pasteles”. El 25 de Septiembre de 1837 el embajador francés barón de Deffaudis salió de la ciudad de México con destino a su país, obstinado en que Francia presionara al gobierno mexicano haciéndolo responsable de los perjuicios que habían sufrido los súbditos franceses a causa de las luchas internas que vivía el país. Por estas razones, el gobierno francés exigía enormes cantidades de dinero como indemnizaciones para sus súbditos, como la de un pastelero de Tacubaya, que decía haber perdido 60 mil pesos en pasteles. La escuadra francesa, al mando del Almirante Bazoche, llegó al puerto de Veracruz, y el Barón Deffaudis dio un ultimátum amenazando con bloquear las costas de México si el gobierno no accedía a pagar la suma reclamada y a comprometerse a firmar un tratado que diera a los franceses la libertad de comerciar con México. El gobierno del General Anastasio Bustamante rechazó el ultimátum y la escuadra francesa estableció el bloqueo de las costas mexicanas. En diciembre de 1838 las tropas francesas desembarcaron y se posesionan del puerto de Veracruz. Durante la defensa, el General Antonio López de Santa Anna al frente del ejército mexicano, fue herido en una pierna por lo que se la tuvieron que amputar. Dueños los franceses del puerto de Veracruz, el gobierno entró en tratos con Francia librando tres pagarés por 200 mil pesos cada uno, por ser lo que menos atentaba contra la soberanía de México, pero se negaron a conceder a Francia el tratado que exigía. Con la mediación del gobierno inglés, llegaron a un acuerdo de paz.

1992

Bush ordena el envío de tropas de los Estados Unidos a Somalia

El presidente de los Estados Unidos George Bush ordena el ingreso de 25000 efectivos a Somalia. A fines de 1992, la guerra civil, la sequía, y la lucha de clanes crearon condiciones de hambruna que amenazaron el hambre de un cuarto de la población de Somalia. Las Naciones Unidas iniciaron una misión humanitaria pero les resultó muy difícil distribuir alimentos en una nación destruida por la guerra, por lo que los Estados Unidos acordaron apoyar la misión brindando ayuda militar. El 5 de junio de 1993, soldados al mando del jefe militar somalí, el General Mohammed Aidid, masacraron a 24 pacificadores pakistaníes de las Naciones Unidas. Fuerzas de Estados Unidos y de las Naciones Unidas buscaron al evasivo hombre fuerte, y en agosto, 400 soldados de elite de los Estados Unidos llegaron para capturar a Aidid. Dos meses después, 18 de estos soldados fueron asesinados y 84 heridos durante un asalto desastroso en el hotel Olimpia de Mogadishu. Tanto como 1000 somalíes fueron asesinados en el violente cruce de fuego que duró 17 horas. Tres días después, con Aidid aún libre, el flamante presidente Bill Clinton redujo sus pérdidas y ordenó el retiro de los Estados Unidos. Las luchas de clanes devastadoras continuaron en Somalia en el siglo siguiente.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD