1830

Muere asesinado Antonio José de Sucre, héroe de la independencia hispanoamericana

A los 35 años es asesinado el héroe venezolano de la independencia Antonio José de Sucre.

Militar y patriota venezolano, Sucre es considerado el militar más completo de todos los próceres. Participó desde muy joven en la gesta emancipadora de América logrando puestos de gran responsabilidad: obtuvo la resonante victoria de Pichincha, con la que se consiguió la independencia de Ecuador, fue nombrado intendente de Quito, y su brillante conducción en la batalla de Ayacucho que aseguró la liberación del Alto Perú, le valió el título de Gran Mariscal de Ayacucho.

En julio de 1825, y pese a la oposición de los círculos gobernantes peruanos, la Asamblea de Chuquisaca proclamó el Alto Perú nación soberana con el nombre de Bolivia. Bolívar fue designando “protector” del nuevo Estado, y una asamblea constituyente nombró a Sucre presidente de la República. Pero la oposición antibolivarista peruana, encabezada por Gamarra, invadió el país y ocasionó una guerra que terminó en 1828 con el tratado de Piquiza, tras el cual Sucre renunció a su cargo.

Emigrado a Chile, mandó las tropas que derrotaron a los peruanos en Tarqui, y en 1830 Antonio José de Sucre se trasladó a su patria, siendo nombrado Presidente del Congreso de la Gran Colombia. Este Congreso le encargó una misión conciliadora entre Ecuador, Venezuela y Colombia. Las tensiones políticas se agravaron. Sucre decidió regresar a Quito para reunirse con su familia, pero camino a este encuentro, el Mariscal fue asesinado a traición, en la montaña de Berruecos en el sur de Colombia. José María Obando, futuro presidente de Colombia, fue señalado como autor intelectual, y Apolinar Morillo, protagonista de muchos actos de pillaje y bandolerismo, como ejecutor del crimen. Morillo fue apresado el 4 de junio de 1839, exactamente nueve años después de aquel trágico 4 de junio de 1830.

1946

El general Perón asume la primera Presidencia de la República Argentina

Juan Domingo Perón (1895-1974), fundador del peronismo, movimiento político actualmente aglutinado en el Partido Justicialista, inicia su primer período como presidente de la República Argentina. Nuevamente el 4 de junio, pero de 1952, asume su segunda Presidencia luego de ser reelecto con el 56% de los votos.

Los crecientes problemas de la clase trabajadora, la muerte de Evita (1952), las dificultades económicas, la creciente agitación laboral y la excomunión de Perón por parte de la Iglesia católica debilitaron aún más su gobierno. Este segundo período finalizó el 16 de septiembre de 1955, cuando grupos insurgentes de las tres armas lanzaron la ´Revolución Libertadora´, reflejo del rechazo popular a su gobierno dictatorial, por la cual Perón dimitió.

Durante sus 18 años de exilio, Perón contó con la adhesión de los sindicatos y su influencia en la política de Argentina, apoyando a sus seguidores en su intento por alcanzar el poder. A su regreso al país, liderando Frente Justicialista de Liberación, accedió nuevamente a la presidencia junto a su tercera esposa, María Estela Martínez de Perón, como vicepresidenta. Murió, en el ejercicio de ese cargo, el 1 de julio de 1974, ocupando su esposa el sillón presidencial.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD