1999

Debuta la moneda única europea

Por primera vez desde el reino de Carlomagno en el siglo IX, Europa se une con una moneda única cuando el “euro” debuta como una unidad financiera en los mercados corporativos y de inversiones. Once naciones de la Unión Europea, representando a 290 millones de personas, lanzaron la moneda con la esperanza de incrementar la integración y el crecimiento económico europeo. Cerrando a un robusto 1.17 de dólar americano en su primer día, el euro prometió hacer correr por su dinero al dólar en la nueva economía global. El optimismo inicial, sin embargo, pronto se acabó al comenzar el euro una larga y constante pendiente, cayendo por debajo de la paridad del dólar en diciembre de 1999 y perdiendo otro 20 % de su valor en el 2000. A pesar de estos reveses, la dura moneda del euro – decorada con imágenes arquitectónicas, símbolos de la unidad europea, y motivos de los estados miembros – se programó para que llegara a las calles el 1º de enero de 2002, remplazando en forma definitiva el marco, el marka, el franco, la lira, la peseta, el florín, la libra irlandesa, el chelín austriaco, y el escudo para el mes de julio de ese año.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD