1917

Gran Bretaña apoya la creación de la Nación judía

El Secretario de Asuntos Externos británico Arthur James Balfour presenta una declaración de intención para establecer una nación judía en Palestina. El gobierno británico confiaba que la declaración formal ayudaría a sumar el apoyo judío al esfuerzo aliado en la primera Guerra mundial. La declaración de Balfour fue incluida en el mandato británico sobre Palestina, el cual fue aprobado por la Liga de Naciones en 1922. Los árabes se opusieron a la declaración de Balfour, temiendo que la creación de una nación judía significaría la subyugación de los palestinos árabes. Después de la primera Guerra mundial, la población judía en Palestina creció significativamente, al igual que la violencia judío-árabe. La resistencia árabe y fallas para lograr un compromiso llevaron a Gran Bretaña a postergar la decisión acerca del futuro de Palestina. Como resultado de la segunda Guerra mundial y del Holocaust, gran parte de la comunidad internacional tomó la causa sionista, y en 1948 se declaró el Estado de Israel.

1998

El huracán Mitch arrasa Honduras

Honduras es declarada zona de desastre después que ha sido afectada por el huracán Mitch durante cinco días. El Centro de Crisis de Casa Alianza, situado en la capital del país, Tegucigalpa, fue evacuado, y más de tres fábricas adyacentes y dos hileras de casas del barrio se desplomaron en el río, cuya rivera ganó al menos 35 metros sobre la ciudad. El huracán Mitch se formó el 22 de Octubre al sur de Jamaica y se desarrolló hasta alcanzar la categoría 5 en la escala Saffir - Simpson, con vientos sostenidos de 290 kph y ráfagas de mas de 320 kph. Se desplazó por el mar Caribe y por el istmo centroamericano, provocando intensas lluvias, que a su vez provocaron entre otros desastres crecidas, avalanchas, inundaciones y derrumbes. Sus características lo hacen uno de los huracanes de mayor intensidad del siglo, lugar que comparte con el Huracán Camille de 1969. Se estiman en más de 11,000 los muertos - la mayoría en Honduras - y daños superiores a 3,500 millones de dólares, lo cual lo hace el segundo Huracán más mortífero de la historia, después de la tormenta de 1780 que provocó la muerte de por lo menos 20,000 personas en Martinica.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD