1520

Fernando de Magallanes navega por el estrecho austral

Habiendo descubierto la boca oriental del paso el 21 de octubre, el 1° de noviembre de 1520 las naves del expedicionario portugués Fernando de Magallanes entran por primera vez al estrecho ubicado en el extremo meridional de Sudamérica. Debido a la fiesta religiosa que se celebraba ese día, el estrecho recibió el nombre de Estrecho de Todos los Santos. Las observaciones de Magallanes le permitieron concluir que estaba en el extremo Sur del continente americano y que Tierra del Fuego, llamada así debido a las fogatas encendidas por los indígenas, era una gran isla. La búsqueda de la salida oeste del estrecho se prolongó hasta el 27 de noviembre, cuando las tres naves que quedaban entraron finalmente al Pacífico. Ascendieron por la costa chilena hasta colocarse sobre los 32º de latitud Sur, desde donde viraron hacia el Oeste y penetraron en el océano Pacífico. Magallanes prosiguió el viaje y alcanzó las Indias Orientales, perdiendo la vida en las Filipinas, en un encuentro con tribus indígenas. La “Victoria” fue la única de las cinco naves que retornó a su punto de partida, el 7 de noviembre de 1522, convirtiéndose en la primera embarcación que circunnavega el globo, pero retornaba con tan solo dieciocho sobrevivientes a bordo.

1952

Estados Unidos detona la bomba de hidrógeno

En un atolón remoto en el océano Pacífico, los Estados Unidos detonan exitosamente a “Mike”, la primer bomba de hidrógeno del mundo. El dispositivo termonuclear de 10.4 megatones, construido sobre los principios de Teller-Ulam de implosión radioactiva organizada, vaporizó instantáneamente una isla entera dejando en su lugar un cráter de más de una milla de ancho. La increíble fuerza explosiva de “Mike” fue también evidente por la magnitud de su nube en forma de hongo - en un lapso de 90 segundos la nube en hongo ascendió 57.000 pies e ingresó en la estratosfera. Un minuto después, alcanzó los 108.000 pies, estabilizando finalmente en un techo de 120.000 pies. Media hora después de la prueba, el hongo se extendió 60 millas de ancho, con la base de su sombrero uniéndose al estoma a los 45.000 pies. Su poder explosivo fue 800 veces mayor al de la bomba atómica que destruyó Hiroshima en 1945. En 1955, la Unión Soviética detonó una bomba de hidrógeno con el mismo principio de implosión radioactiva, y el mundo comenzó a vivir bajo el amenaza de una Guerra termonuclear por primera vez en su historia.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD