1777

Tratado de San Ildefonso

Se firma en el palacio de La Granja, en Segovia, el tratado de límites entre España y Portugal. Con el objeto de evitar conflictos sobre las posesiones de ambos países en territorio americano, España y Portugal se sometieron al arbitraje del Papa Alejandro VI, que a través del tratado de Tordesillas firmado el 7 de Junio de 1494, propuso una línea limítrofe que pasaba a cien leguas (ampliada después a trescientas) de las islas Azores. Sin embargo, esta demarcación pactada era sobre las tierras de Asia, pues aún se ignoraba que las tierras descubiertas por Colón formaban un nuevo continente. En 1500, el marino portugués 57Pedro Álvarez Cabral, siguiendo las huellas de Vasco de Gama, llegó a las costas del Brasil, y Portugal se declaró dueño de esas tierras, fundado en que quedaban al oriente de la línea trazada. El rey de España acordó con el de Portugal el nombramiento de una comisión de límites, pero se presentaron numerosas dificultades surgidas en gran parte de la vaguedad del tratado de Tordesillas. Hubo treguas y pactos transitorios, mas el pacto de familia celebrado entre España y Francia, y al cual no quiso adherirse Portugal, que dieron continuidad al litigio sobre la demarcación de las fronteras en América. Finalmente el 1º de Octubre de 1777, el tratado de San Ildefonso fijó las bases para resolver los conflictos limítrofes, y se entregaron a España la Colonia del Sacramento, las misiones jesuíticas y las misiones orientales del Uruguay, quedando en poder de Portugal la Isla de Santa Catalina, ambas márgenes del Yacuy y del Río Grande y las penetraciones de los paulistas en Guayrá y Matto Grosso.

1908

El Ford T sale a la venta

El 1º de octubre de 1908, el automóvil Ford Modelo T ingresa al mercado americano. Henry Ford y sus ingenieros lucharon por cinco años para producir un coche confiable y de bajo costo para el mercado masivo. La novata compañía automotriz optó por un diseño promisorio en su intento Nº 20; el auto fue bautizado “Modelo T”, por la letra Nº 20 del alfabeto. Conocido cariñosamente como la “lata Lizzy”, el Modelo T revolucionó la industria automotriz al producir un automóvil económico y confiable para el americano medio. El uso revolucionario de métodos de producción masiva de la compañía Ford Motor, como la línea de ensamble, le permitieron eventualmente fabricar un Modelo T cada 24 segundos. Para el momento en que el modelo T fue discontinuado en 1927, se habían vendido más de 16 millones de automóviles.

Examen de Ciudadania
PUBLICIDAD